sábado, 26 de junio de 2010

Llevo días desconcentrada, miro el reloj y los segundos no pasan. Vuelvo a mirarlo y cada minuto se me hace más eterno que el anterior. Intento leer uno de los miles de libros que tengo en la estantería y se me va la cabeza. No me reconozco, nos que hacer con mi vida, conmigo misma, nose hacia donde caminar, nose que camino seguir, que camino escoger de los dos, estoy perdida. Me siento inútil en mitad de la nada, me siento una asquerosa impotente por no poder cambiar las cosas que no me gustan, me siento estúpida por quedarme de brazos cruzados, me siento muy mal y nadie puede hacer o decir nada para ayudarme.
Hoy las dos partes de mi cerebro están en guerra, una le dice a la otra que haga las cosas bien y la otra le está contestando todo el rato que para qué.
Nadie me puede ayudar.

 rel

2 comentarios:

Manuel dijo...

Luz y sombra, ángel y diablo, hombre y mujer, día y noche..., todas la dualidades que componen nuestro universo se sintetizan en un solo nombre: Paula...

Échale un vistazo a esto...

http://manuel-diasintensos.blogspot.com/2010/02/cuando-tu-alma-quiere-volar.html

y, por cierto, bonito blog, poderosamente femenino.

Paula dijo...

Me ha gustado mucho lo que has escrito, y sin dudarlo, en cuanto acabe de comentarte me voy a meter en la pagina, seguro que me gusta.
Gracias por lo del blog.